Archive for Platos de la Sierra

Cuy Chactado

 

El cuy chactado es un plato típico de la gastronomía peruana, concretamente de las serranías del país. Como no se ha podido determinar de qué provincia es el orígen, se la disputan Arequipa, Ayacucho y Huancavelica, pero se la puede disfrutar en toda la sierra del país.

 

Este plato rico en sabor, proteínas y minerales, tiene como principal protagonista al cuy, un mamífero pequeño doméstico, muy utilizado en zona andina de Perú, para preparar deliciosos platos típicos.

 

Los orígenes del cuy son muy remotos, pero se sabe que hace 5,000 años ya servían como alimento a los antiguos peruanos. Cuando los primeros españoles llegaron al Perú, lo llamaron “conejillo de Indias”, porque les recordó a sus conejos.

 

Para preparar un delicioso cuy chactado se requiere:

  • Un cuy entero
  • 200 g. de harina de maíz
  • 500 ml de aceite vegetal
  • 3 dientes de ajos
  • Comino
  • Pimienta
  • Sal yodada
  • Limón

Lava el cuy con agua y luego pásale limón por todo el cuerpo, dentro y fuera. Déjalo reposar una hora y luego enjuagalo y déjalo secar por dos horas.

Muele los granos de maíz blanco tostado con sal hasta lograr los 100 gramos necesarios.
En una tabla y ayudada de una piedra, o mortero, muele los dientes de ajo con la sal, la pimienta y el comino.

Una vez seca la carne, procede a sazonarla con la mezcla anterior y luego pasa la presa por la harina de maiz previamente tamizada.

Calienta el aceite y fríe enseguida la presa, tapando bien; una vez dorado ambos lados, resérvalos en papel absorbente.

Sirve el plato acompañado de papas sancochadas doradas, ensaladas o la guarnición que elijas.

 

 

 

 

 

Leave a comment »

Rocoto Relleno

La furia del Misti reta a los más exigentes paladares a experimentar su afirmación regional impregnada en su picante sabor, reivindicante y orgulloso. A quien se atreva, le aguarda la mejor de las recompensas culinarias.

Para prepararlo necesitas:

10 rocotos
10 papas
1/2 taza de aceite
1/2 Kg pulpa de carne de chancho, sin quitarle la grasa
1/2 Kg de cebolla picada en cuadritos
100 grs de maní tostado y molido
1 cda de ají molido
1 pqte de galletas de soda
1 tomate pelado y picado
5 rodajas de queso mantecoso
Sal, pimienta, perejil

Cortamos las tapas de los rocotos. Limpiamos cada rocoto con un cuchillo filudo, sacando toda la vena y las pepas con cuidado; no debe quedar nada de vena. Los enjuagamos y lavamos en agua fría varias veces. Luego los ponemos a remojar por dos horas en agua con un puñado de sal y vinagre. Los escurrimos y lavamos para ponerlos al fuego en una olla con agua y un poco de sal hasta que rompa el hervor. Si es necesario, se vuelve a hervir, poniéndolos esta vez en el agua hirviendo y cuidando de que no se abran. Luego se escurren y se les añade aceite, usando uno de los rocotos a manera de cuchara.

Para la preparación del relleno, se fríe la carne (cortada en cuadraditos pequeños) en un poco de aceite. Cuando esté un poco cocida se agrega la cebolla, luego el tomate, el ají colorado y al final, la galleta molida y el maní tostado y molido.

Se rellenan los rocotos y se van colocando en un molde, intercalándolos con las papas sancochadas. Luego se cubren con rodajas de queso fresco mantecoso, rociando con leche, aceite y sal. Se llevan a gratinar por 15 minutos aproximadamente.

Leave a comment »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.